Beber vino ayuda al corazón

En la mayoría de los países, una dieta alta en grasas saturadas se relaciona con un alto riesgo de mortalidad por enfermedades del corazón. Sin embargo, la situación en Francia es paradójica. Francia, en comparación con otros países industrializados tiene una mortalidad por enfermedades del corazón comparable a la encontrada en Japón o China, y muy por debajo de otros países industrializados como Estados Unidos e Inglaterra.

La parajoda francesa

Estos hallazgos constituyen lo que se llama “la paradoja francesa”, la cual puede ser explicada en parte a que tomar vino en cantidades moderadas proporciona a los franceses una cierta protección contra las enfermedades del corazón. De hecho, los estudios indican que al tomar alcohol al nivel que se toma en Francia -20 a 30 gramos de alcohol al día, o una a dos copas de vino de mesa- puede reducir un 40 por ciento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Estudios posteriores han confirmado esta explicación, ya que en otras poblaciones el tomar alcohol produce un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares que el abstenerse de tomarlo.

Vino

Vino

La severidad de la arteriosclerosis también es menor en hombres que consumen alcohol en cantidades moderadas a aquellos que se abstienen de tomar alcohol. El mecanismo o mecanismos por el cual el alcohol tiene un efecto protector contra enfermedades del corazón sigue siendo investigado. Actualmente se cree que el tomar alcohol aumenta los niveles de HDL o Lipoproteína de Alta Densidad. La principal función de la HDL es el transporte de colesterol de las arterias al hígado para ser excretado, previniendo así la acumulación del colesterol y como consecuencia previniendo la arteriosclerosis y oclusión de arterias. También se ha encontrado que otro posible mecanismo es a través de la agregación de plaquetas.

El vino es bueno para la salud

Es decir, el alcohol en cantidades moderadas inhibe la agregación de plaquetas y esto se asocia con un menor riego de oclusión de las arterias. Con respecto a qué tipo de bebida alcohólica pudiera ser de mayor beneficio, se ha reportado que el consumo de los franceses es en gran parte de vino tinto. Se puede esperar que el consumo de esta bebida pudiera traer mayores beneficios que otras bebidas. Por otro lado, investigaciones recientes han encontrado que cantidades moderadas de cualquier bebida, incluyendo cerveza, vino blanco y licor, tienen un efecto protector similar sobre el corazón. Asimismo, se indica que al seleccionar una bebida alcohólica, se debe tomar en cuenta que el vino o cerveza puede ser de mayor beneficio para la salud, debido a que éstos contienen valor nutricional por los granos o los juegos de uva usados para su producción. En comparación, el licor fuerte no tiene valor nutricional alguno.

Se estima que el consumo de una bebida alcohólica, ya sea vino, cerveza o licor, corresponde a una reducción de riesgo de enfermedades cardiacas de un 30 a 70 por ciento. En el otro extremo, el tomar excesivamente durante la semana o tomar excesivamente en una sola ocasión, por ejemplo los fines de semana, aumentan el riesgo de enfermedades del corazón. Por lo tanto, debe de existir un lugar en la dieta para el consumo de alcohol siempre y cuando sea en cantidades moderadas.

Beber vino reduce el riesgo de infarto

Sin embargo, el apoyar la teoría de que el alcohol puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas y recomendar el consumo de alcohol como medida preventiva es una arma de dos filos, ya que existen otros costos potenciales como el alcoholismo, enfermedades del hígado, accidentes automovilísticos y los efectos sobre el recién nacido de una madre que toma alcohol excesivamente durante el embarazo.

Be the first to comment on "Beber vino ayuda al corazón"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*